Skip to content

Reconocer el presente, conocer el pasado, encarar el futuro

10 septiembre, 2011

De cómo la realidad cambia, sin darnos cuenta. De algunos otros periodos de cambio en la historia y de cómo prepararnos para el futuro.

(Artículo publicado en Diario Siglo XXI,
reproducido en Filosofía de monos)

Si hay algo que me gusta mucho de la situación actual, en el mundo y en España, es la extraordinaria oportunidad que estamos teniendo para despertar de esa hipnótica ensoñación que nos ha tenido atrapados tantos años. Ya no somos ricos. Ni pudientes, ni clase media-alta, ni vivimos en un mundo estupendo, ni todos vamos a conducir un BMW y vivir en un chalet en las afueras.

Casi de repente, o más bien de golpe, nos hemos dado de bruces contra aspectos de la realidad ante los que hemos estado apartando tozudamente la mirada y que se han vuelto tan insistentemente presentes como para ocupar todo nuestro campo de visión, a saber:

– Estamos atrapados por nuestras deudas, ya sea la del piso, la del coche o la de la tele. Ahora ya no sólo vivimos para el banco, sino que cada vez más a menudo el banco nos está matando: no hay trabajo, oportunidades, ingresos; no pagamos nuestras deudas, lo que llamábamos ‘nuestra vida’ desaparece.

– Los servicios públicos y los gratuitos antes nos parecían vulgares y contratamos en muchos casos servicios privados para sustituirlos: sanidad privada, escuela privada, televisión de pago. Ahora esos gastos son inabordables y vemos que los públicos y gratuitos de los que habíamos huido son mucho peores que antes. Y parece que van a ir a peor, puesto que la tendencia de recortes de gasto público augura que, al menos parte de esos servicios, no es que vayan a ser malos, sino que desaparecerán.

– Hemos dicho que eramos apolíticos, que no nos interesaba quien mandaba porque todos eran iguales; que nos parecía que el que estaba lo hacía muy bien, porque la ciudad/el pueblo estaba muchísimo mejor que antes. Ahora descubrimos que han estado arruinando la administración todos esto años y que han mentido, han hecho quebrar miles de empresas y no solo no van a mejorar nuestra vida, sino que la empeorarán mucho, sin remedio.

– Hemos dejado de estudiar, porque estudiar es de inútiles, el que vale trabaja (o crea su empresa). O bien hemos estudiado una barbaridad, carreras y másteres, para destacar por encima de otros. Ahora descubrimos que no hay empleo, o hemos tenido que cerrar la empresa. Y que estamos superpreparados, pero el sistema de ascenso no es por méritos o formación, sino por amiguismo, por enchufe y/o permitiendo que abusen de uno.

– Y también nos hemos dado cuenta de que el gobierno, todos los gobiernos, desde el del Estado hasta el del Ayuntamiento, trabaja para las grandes empresas, para los bancos y para los que están en política. Por tanto nuestras necesidades en materia de servicios públicos (sanidad, educación, protección, o de justicia, por ejemplo) no van a ser atendidas. Y que ya no solo no somos los aquellos ciudadanos para los cuales el Estado hacía su labor, sino que somos los que con nuestros impuestos pagamos los desmanes de otros. Nos sentimos indefensos e impotentes, muy cabreados ante estas situaciones..

Puede que esté llegando ese tiempo de cambio que recuerda a otros que ya ha ocurrido en momentos anteriores de la historia. Puede que las condiciones de vida se estén deteriorando ya tanto que de forma masiva nos sintamos impulsados a buscar la construcción de una alternativa que nos de otra vez oxígeno para respirar, con la ilusión de trabajar en que el futuro sea mejor que el presente. En todos esos momentos anteriores de la historia fue una gran crisis cargada de penuria la que hizo que el común se activara, se uniera entre si y preparara alternativas de vida que se les negaba desde el poder.

Si es así, mientras ese tiempo viene llegando, podemos repasar cómo fueron aquellos procesos. Podemos ver cómo surgieron, cómo se desarrollaron y cuales fueron sus éxitos y sus fallos. Dicen que el pueblo que desconoce su historia está condenado a repetirla. En esta cultura occidental de la que somos pueblo, hay episodios de cambio y de alternativas sobre los que leer, para inspirarse en sus éxitos y evitar sus errores.

– La revolución francesa
– la comuna de parís
– la revolución rusa
– la revolución Majnovista
– la Dictadura de primo de Rivera y el paso a la II República Española
– la revolución social Española de 1936
– Mayo de 1968
– la transición Española
– Marinaleda

Más allá del agradable e indispensable repaso a esos procesos de cambio, está todo el trasfondo con el que siempre abordamos un periodo turbulento, debatiéndonos entre el miedo a perder lo que tenemos y el miedo a ser demasiado avanzados en el intento de cambio. Entre la esperanza de conseguir mejorar nuestra situación o el fatalismo de temer que hagamos lo que hagamos empeorará nuestra vida. Entre el grito de angustia ante la insoportable presión de nuestra prisión y el vértigo que da intentar ser plenamente libres.

Revolución o reforma, alternativa real o maquillaje a lo actual. En realidad, al leer y repensar la historia, nos damos cuenta de que no hay mucha elección. Ya sean reformas ya sean revoluciones, han sido los tiempos en los que se dieron cada una las que determinaron sus características. Muy pocos en cada tiempo pudieron elegir, pues la inmensa mayoría solo pudo apoyar aquello que ya estaba sucediendo.

Así pues debemos poner nuestro esfuerzo en prepararnos para cualquiera que sea la naturaleza de nuestro futuro inmediato, dejando de lado el debate sobre la intensidad de los cambios. Vamos a tener que actuar, puesto que la pasividad ya no es posible. Elijamos que podemos aportar, como actuaremos, por que lo haremos. Lo que vaya a ser al final de todo este periodo en el que entramos ya lo leerán los que vendrán detrás.

ADDENDUM

El shock entre la realidad y lo que creimos que era, no es solo en España. En Toronto 600 asistentes han firmado una declaración a favor de los servicios públicos [ENG])

ANEXO: Vídeos para ir repasando …

Marx Sobre la Comuna de Paris

Nestor Makhno, campesino de Ucrania

Living Utopia (The Anarchists and the Spanish Revolution)

Marinaleda. El sueño de la tierra

Anuncios

From → 15M, Vídeos

7 comentarios
  1. Justo en estos días, pensando como trasladar al mayor número de idiotizados mentales, que conforman el panorama estelar español, la inquietud y el desasosiego por lo que se avecina… he pensado en buscar y trasladar en cifras y gráficos, las definiciones y los estandares de “que es clase media” y ya no voy a hablar de Media-Alta, que esos ya son la leche tu…hacer comprender al españolito medio (que no de clase media), las carencias o incapacidades que se le presentarán en cuanto el estado cambie de rumbo, sigo pensando después de llegar a este punto que es el caballo de batalla, la imagen que se ha vendido durante estos 30 años a los que aludes y por ello estoy de acuerdo contigo, de hecho creo que este paralelismo mental, viene de los posos que nos han hecho posicionarnos juntos (pero no revueltos), y nos mantiene ilusionados con lo que podemos hacer más que por nosotros (al menos en mi caso), por los que vendrán detrás y que no saben o no ven lo que puede suceder si no les quitamos las vendas de los ojos.

    • Todo lo que hagamos para despertarnos a nosotros mismos y ayudar a los de nuestro entorno será poco, dada la magnitud del engaño. Estamos atrapados en la tiranía del pensamiento mercantilista, donde la única razón comprensible parece ser la que da el intercambiar algunas monedas. No solo mostrar las contraddiciones del sistema, sino romper ese lienzo para empezar a pintar en uno más real, más humano, es avanzar en la dirección de un futuro distinto, mejor.
      Creo que educar y formar es importante. Pero me parece más aún obrar nuestro cambio interno, y, de la mano con los compañeros que podamos, empezar a hacer hoy el futuro que queremos tener. Por eso he puesto los vídeos de pasados que parecieron traer un futuro mejor. Y el de Marinaleda, que directamente vive en un presente mejor.
      Luis, gracias por leer y comentar.

  2. Juan Bordera permalink

    Genial recopilación Luis! 😉

    • Gracias por pasarte por aquí Juan. Me alegro de que te guste.

  3. Alberto permalink

    1º.- Si los dirigentes políticos y sociales tienen que cumplir los dictados de los grandes capitales o “mercados”, no estamos viviendo en una democracia, si no en una “DICTADURA DURA DEL CAPITAL” atrincherada detrás de una democracia manipulada, debilitada e incompetente.

    2º.- El poder económico diseñó en su día unas fórmulas a largo plazo para controlar y manipular a los Poderes (Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Medios de Comunicación) y que en la actualidad, Los Poderes, se encuentran maniatados y con muy poco margen de maniobra.

    3º.- La dicotomía establecida entre derechas e izquierdas es un concepto trasnochado y caduco con el que los poderópatas juegan para mantenerse en el poder. (Comparable al capote torero o la fábula de los galgos y los podencos).

    4º.- El sistema actual de elección de líderes políticos, económicos y sociales (a nivel nacional e internacional) facilita la subida de poderópatas. Los sabios, han sido reducidos, anulados y sustituidos por marionetas de los poderópatas.

    5º.- La manipulación mental (psicopolítica y neuropolítica) por medio de todo tipo de sistemas de comunicación es sutil, difícil de detectar pero muy eficiente y atroz, provocando y consiguiendo una apatía social o encefalograma plano personal y social.

    6º.- La inmensa mayoría de intelectuales de nivel nos han traicionado, dejándose comprar o sometiéndose (de alguna manera) y posicionándose al servicio de los poderópatas (bien porque su silencio les hace cómplices o bien por su nula empatía social).

    7º.- Los adjetivos de: egoístas, avariciosos, trepas, sin escrúpulos, sociópatas, etc. no son ni exactos ni realistas. Debemos crear un nuevo adjetivo: PODERÓPATAS, que refunde todos los anteriores en uno.

    8º.- PODERÓPATAS: Dícese del individuo/a que padece una neurosis obsesivo-compulsiva por el poder en cualquiera de sus manifestaciones (económica, espiritual, empresarial, política, familiar, militar y/o el poder en sí mismo.) Su vida se vuelve infeliz o dolosa si no obtiene lo que persigue: “el poder”. Su fin justifica los medios y por lo tanto insensibles a los conceptos éticos y morales.
    9º.- La “poderopatía” ha sido el azote de la humanidad a través de todos los tiempos. Cuando el caldo de cultivo de selección de líderes naturales y lícitos (económicos, sociales y políticos) es usurpado por los poderópatas, el caos y la decadencia de la civilización de turno, llega a su fin (la historia se ha repetido muchas veces)
    10º.- Ser conscientes de lo que significa “poderopatía” puede significar su erradicación. No consintamos que unos pocos amarguen la existencia de la inmensa mayoría.
    No se puede consentir que los que han provocado una crisis internacional de tamaña envergadura se “escapen de rositas”.
    Exigimos la auditoria popular de la deuda externa y que se intervenga o nacionalice la banca (mercados, financieras, etc.) el tiempo necesario y después de depurar y que paguen los responsables se vuelva a privatizar. Es imperiosamente necesario acabar con la IMPUNIDAD
    PASALO, DIVULGALO!

    SOLUCIONES
    1º.- Cambio de Ley Electoral de inmediato. Acabar con el bipartidismo y filtrar a los poderópatas (y otra suerte de trepas)
    2º.- Listas abiertas.
    3º.- Acabar tajantemente con los paraísos fiscales. A nivel nacional e internacional.
    4º.- Desenmascarar y erradicar las “Agencias de Calificación” (Cabecillas de la crisis internacional) y con intereses económicos de tamaño astronómico.
    5º.- Reinstauración de la Ley Glass-Steagall de 1933 que se elimino en el 71 provocando la globalización de los mercados especulativos. (larouchepac.com)
    6º.- Crear un comité de Sabios emanado del pueblo para evaluar el equilibrio mental y el nivel de eficacia de los dirigentes políticos, económicos y sociales en sustitución de las nefastas agencias de calificación (todas privadas y americanas).
    6º.- Vigilancia por el “Comité de Sabios” emanado del pueblo de la separación radical de los poderes (Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Medios de Comunicación)
    7º.- Acabar con la Psicopolítica y desenmascarar a los manipuladores de masas que han y están anestesiando al Pueblo provocando un encefalograma plano a los ciudadanos.
    8º.- Invitar y convocar a los “intelectuales” para que se les despierte la empatía social y participen activamente en el movimiento “15 M” (nuestro agradecimiento a: Hessel, Punset, J.L.Sampedro y a los pocos que están participando)
    9º.- Los dementes (Poderópatas) no pueden liderar el mundo. Tenemos que buscar formulas para erradicarlo.
    10º.- Un solo país, puede hacer muy poco. Tenemos que conseguir la internacionalización del movimiento “15 M”

    No dejemos que los pequeños problemas no nos dejen ver el GRAN problema: Si no les paramos, el planeta se va a hacer puñetas!

  4. Solo tenéis que ver este documental y sus 8 partes y meditar.

    • Si, creo que es el documental que inaguró la sección de vídeos de este blog, está completo para verlo. Gracias por pasarte y por comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: