Skip to content

14 noviembre, 2012

Una huelga de hambre en solidaridad con un compañero despedido es una acción comprometida que necesita difusión y apoyo. A los huelguistas les cuesta la salud, a los que lo cuentan, represalias (porque Telefónica tiene los brazos muy largos). Una vez más, la única batalla que se pierde es la que no se libra.

Guerreros del teclado

Marcos ha perdido dos kilos en los últimos días.También han bajado de peso Laurentino, Josep, Carlos, Albert, Carlos y Jose (llegado de Euskadi), los colegas que le secundan en la huega de hambre que arrancó este lunes en la sede sindical de Telefónica en Barcelona. Había más voluntarios solidarios para ayunar, pero ni la situación familiar lo aconsejaba ni los médicos se lo han permitido. Forman parte sin embargo de la brigada numerosa que vela las 24 horas del día por la salud de los huelguistas y por dar a conocer su situación y los objetivos de la lucha. Internet se ha convertido en uno de sus mejores aliados para difundir la información y recabar apoyos. “La red es suya y estamos luchando en su propio terreno”, explica Isabel, una de las trabajadoras de la compañía, miembro del sindicato Co.bas que, junto a En Construcció y la plataforma Sí, soy…

Ver la entrada original 1.154 palabras más

Anuncios

From → 15M

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: