Skip to content

28 febrero, 2013

Esta ‘parábola de las canicas’ la leí hace unos días y me gustó mucho. Me parece una buena reflexión sobre cómo priorizar (y sobre cómo observar el efecto de la falta de priorización) en nuestra vida.

La sal de Lilit

Es probable que ya hayáis oído esta historia. No es mi intención hacer de Jorge Bucay, no sabría. Pero los cuentos siempre han estado cargados de intención e ideas. Y este no es una excepción. Hoy me gustaría compartir con todos vosotros un poco de filosofía popular. Porque justamente cuando se nos avecinan tiempos difíciles es importante recordar ciertas cosas:

Un profesor delante de su clase de Filosofía sin decir palabra tomó un frasco grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf.

Luego les preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que sí.

Así que el profesor tomo una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf.

El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno, ellos…

Ver la entrada original 323 palabras más

Anuncios

From → 15M

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: